¿Cuándo el blanco es la mejor opción para pintar una vivienda?

14 Feb

salón de color blanco según las tendenciasEs una de las tendencias de la temporada. Tras años en los que pintar una vivienda de blanco parecía anticuado o fuera de onda, este año estamos viviendo un revival sin parangón. La verdad es que el blanco nunca dejó de utilizarse, pero no aparecía en las revistas de tendencias.

Sin embargo, pocos tonos presentan mayores ventajas que éste en la mayor parte de los casos. Desde Templo Consulting te contaremos cuáles son los casos en los que el blanco mejorará tu calidad de vida.

1. Pintar una vivienda pequeña

Si nuestra casa -o una determinada habitación- es pequeña, el blanco es la mejor opción. La razón es que este color genera una sensación de amplitud. Evidentemente, tu apartamento de 30m2 no parecerá de 120, pero la percepción mejorará. Una habitación pequeña de blanco parecerá siempre mucho más grande que en cualquier otro tono.

Por el contrario, debemos huir de los colores intensos. La habitación parecerá mucho más pequeña y agobiante. Si no nos gusta el blanco, un color claro como los tonos pastel es siempre una opción más agradecida. Combinar otro color con el blanco, también está al alza en las tendencias.

2. Iluminar una vivienda oscura

Otro gran valor del color blanco es que refleja la luz. Esto es de gran ayuda en espacios oscuros. La habitación será más luminosa y no hará falta tanta potencia eléctrica. Por tanto, también conseguiremos ahorrar en nuestra factura.

Normalmente, las habitaciones más pequeñas son también las más oscuras por lo que pintar de blanco se convierte en un win win. La vivienda se engrandece y se ilumina, haciéndose mucho más habitable.

En habitaciones donde apenas hay luz natural, no hay otra opción si queremos evitar la sensación de zulo. El blanco se convierte en nuestro mayor aliado.

3. Jugar con cualquier tipo de decoración

Por último, también hay que mencionar el aspecto estético. Pintar una vivienda de blanco multiplica las posibilidades decorativas. Ya busques un estilo más clásico u otro más vanguardista, este tono es la mejor opción. Al ser un color neutro, combina perfectamente con cualquier tono, desde los más llamativos a otros neutros como el gris o el negro.

Igualmente, el blanco te da la opción de cambiar la decoración periódicamente. No tendrás que ponerte a pintar la casa cuando quieras reinventarte. En cambio, podrás hacerlo con elementos secundarios. Cojines, cortinas, fundas o los propios muebles podrán transformar por completo la habitación.

Combinar el blanco con los otros colores de la temporada es una clave excelente para tener una casa siempre a la última. 

Deja un comentario

Templo Consulting

Login

Register

Comparar listas