5 consejos para vender tu casa

21 Feb

consejos para vender tu casaCon nuestra tarifa plana única de 1950€ es el vendedor el que enseña su casa. Por ello, hemos elaborado una lista con lo más importante para tener éxito en el menor tiempo posible.

Estos 5 consejos para vender tu casa te ayudarán a que las visitas vean todo lo que tú ves cuando vislumbras tu hogar. Todo es cuestión de prestar atención a los detalles más simples. Hay que trasmitir los aspectos positivos y responder de antemano aquellas dudas que puedan salir.

1. Enseñarlo a las horas adecuadas

Cada vivienda tiene su horario. Por muy bonita y cuidada que esté, hay determinados momentos del día en que la vivienda luce más. Para averiguarlo debemos tener en cuenta la orientación y las horas de luz. Si la vivienda está orientada al este, serán mejor las mañanas. Si, por el contrario, está orientada al oeste, las tardes. Así, el comprador podrá ver la cantidad de luz solar directa que penetra en el inmueble.

En casos de otras orientaciones, también es importante comprobar cuando da su mejor cara. Aunque comprar una casa parezca una decisión muy meditada, la verdad es que mucha gente se deja llevar por la primera impresión. Si llegan y se enamoran, ya está prácticamente todo hecho.

Para ello, también ayuda destacar los aspectos más positivos de la vivienda. Si la cocina es pequeña pero hay una terraza estupenda, centrémonos en la terraza. Si el cuarto de baño está totalmente reformado, comentémoslo. Reforcemos todo aquello que vuelve especial a nuestra casa. 

2. Cuidar la limpieza y evitar malos olores

El siguiente de nuestros consejos para vender tu casa tiene que ver con la limpieza. Si no vivimos en la casa que vamos a enseñar, es recomendable pasar antes a limpiar y ventilar. Nada echa más para atrás a un potencial comprador que ver una vivienda sucia. Lo mismo ocurre si se encuentra con los malos olores típicos de una vivienda cerrada. Basta con abrir las ventanas un buen rato antes de enseñar la casa y solucionarlo.

Tenemos que tener en cuenta que el comprador va a imaginarse viviendo en la vivienda. Ese ejercicio mental le será mucho más fácil si ve una vivienda limpia y que huele bien. Aunque no sean personas especialmente limpias en lo privado, nadie se imagina en una casa sucia o con mal olor.

Tener la casa limpia y ventilada no cuesta nada y puede ser fundamental a la hora de vender rápidamente. Si no tenemos tiempo siempre podemos contratar el servicio antes de realizar las visitas.

3. Evitar los objetos personales

Como comentamos en el punto anterior, al comprador le gusta imaginarse viviendo en nuestra casa. Por ello, tenemos que facilitárselo en la medida de lo posible. Especialmente si no vivimos allí, todos los objetos personales deberían estar fuera. Nada de fotografías, trofeos, peluches u otros elementos de marcado carácter personal.

Incluso si vivimos en la vivienda, podemos guardarlo en algún cajón o armario durante las visitas. De lo contrario, el potencial comprador tendrá la sensación de ser un intruso. Y no queremos que se sienta un intruso, queremos que vea que esa puede ser la casa de sus sueños. Que piense dónde podría sus propias fotos y trofeos, sin que nada le dificulte esa misión.

4. Destacar las mejoras en la finca y la ubicación

Cuando uno compra un piso, está comprando un pedacito de un edificio. Por ello, tener toda la información positiva sobre el mismo le ayudará a dar el paso definitivo. Saber si el inmueble ha pasado la Inspección Técnica de Edificios, la última vez que se pintó la fachada o que se hizo un trabajo de rehabilitación de tejados, le ayudará a saber que no tendrá que pagar derramas inesperadas a la comunidad. De la misma manera, hablar sobre los aspectos positivos de los vecinos (siempre que sean verdad), también nos ayudará mucho.

Por otra parte, la ubicación también es importantísima. Debemos explicar los autobuses más cercanos y sus destinos, el metro, etc. Es fundamental saber si hay colegios, guarderías e institutos o supermercados. La farmacia o el centro de salud son otros de los aspectos por los que nos preguntarán. Una ubicación excelente tiene en muchas ocasiones una importancia muy superior en el precio que la propia vivienda.

5. Elegir una inmobiliaria barata que te haga todas las gestiones

Vender una casa no es solo encontrar comprador. Antes, durante y después de las visitas hay que hacer un gran número de trámites. Desde conseguir la nota simple a realizar el contrato de arras o la firma ante notario. Por no hablar si necesitamos pedir una hipoteca o si queremos vender para comprar otra casa.

Si contactamos con una inmobiliaria barata como Templo Consulting tendremos todas las gestiones incluidas. Así, no tendremos que preocuparnos por nada. Solo tendremos que hacer las visitas siguiendo estos consejos. Nadie mejor que nosotros para saber cuáles son los puntos fuertes del caso. En el caso de no tener disponibilidad, los profesionales de la inmobiliaria se harían cargo por un coste adicional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Templo Consulting

Login

Register

Comparar listas