¿Cómo vender una casa sin terminar?

¿Es posible vender una casa sin terminar? Aunque esta pregunta nos resulte un poco extraña, es algo bastante común en el sector inmobiliario. La respuesta es sí, aunque tenemos que tener en cuenta que no será una tarea nada fácil. En Madrid, la media para vender una vivienda, a un precio real de mercado, suele ser de unos 3 meses aproximadamente. En el caso de una casa sin terminar este periodo puede aumentar. Os recordamos que para vender una vivienda de manera rápida es aconsejable contar con la ayuda de agentes inmobiliarios con amplia experiencia en el sector, como Templo Consulting, que te acompañarán y asesorarán durante todo el proceso de venta. También es importante establecer un precio real de mercado a la vivienda. Para nosotros nuestra casa puede valer mucho, pero tenemos que ser coherentes y adaptarnos a la realidad del mercado. Una casa por encima de su precio será más complicada de vender.

 

¿Por qué vender una casa sin terminar?

Como hemos mencionado anteriormente, aunque resulte una venta fuera de lo común, vender una casa sin terminar es más habitual de lo que pensamos. Una familia decide hacerse una casa nueva, pero por motivos de trabajo, por ejemplo, deben mudarse inmediatamente. Personas que invierten en vivienda, compran un terreno, construyen la casa y posteriormente la venden, o constructoras.

Sea cual sea la razón es importante contar con la ayuda de expertos y elegir un buen agente comercial que se encargue de la venta de la vivienda. En Templo Consulting nos encargamos de todo el proceso de venta por un precio único de 1.950€+IVA, sin comisiones y sin sorpresas de última hora. Y lo mas importante de todo, solo se paga cuando se haya vendido la vivienda y pasados unos días de la firma de la escritura en notaría.

 

Consejos para vender una vivienda sin terminar por obras

A la hora de vender cualquier tipo de casa, es recomendable seguir una serie de consejos que nos harán la venta más rápida. Si el comprador tiene una buena impresión del piso desde el primer momento será una buena señal para que adquiera la vivienda. Por eso debemos cuidar hasta el más mínimo detalle. En este post os damos 5 consejos para vender tu casa: cuidar la limpieza, evitar objetos personales, destacar los puntos fuertes de la vivienda, etc.

En el caso de una vivienda en obras, será muy importante cuidar estos detalles:

  • Una casa en obras es un auténtico caos, albañiles, materiales, herramientas, mucho polvo, etc. Por eso antes de una visita debemos intentar tener todo recogido o al menos un poco más atractivo para la vista.
  • No es aconsejable realizar visitas cuando los albañiles estén trabajando. Dificultaremos y ralentizaremos su trabajo.
  • Puedes pedirle al jefe de obra que te acompañe en la visita y así explique a los futuros propietarios el curso de las mismas. El tipo de reformas que se está haciendo, los materiales que se están utilizando, y lo más importante, la duración de la obras y la fecha de finalización prevista.
  • Al igual que en una venta tradicional, pon a disposición de la parte compradora toda la información necesaria en relación con la vivienda.
  • Cuando tenemos una casa en obras, debemos tener un mayor cuidado con los llamados okupas. Suelen aprovechar un descuido y colarse en nuestra vivienda, complicando la venta de la casa y provocándonos varios quebraderos de cabeza.

¿Qué pasos tiene que realizar la parte compradora?

En estos casos los trámites son bastante más complicados que en una venta tradicional. Por un lado, al inicio de las obras la parte vendedora tuvo que solicitar una licencia de obra en el ayuntamiento del municipio correspondiente. El arquitecto municipal y los responsables técnicos valorarán y comprobarán que el proyecto se ajusta a la normativa y cumple con todos los requisitos de la ordenanza municipal.

El comprador debe asegurarse que todos estos permisos están en orden y que la construcción puede seguir su curso cuando adquiera la vivienda. Una vez finalizadas las obras, el arquitecto municipal se encargará de comprobar que la obra se ha realizado según lo estipulado en la licencia de obra. Si está todo correcto obtendremos el certificado final de obra, con el cual podremos inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad. Con el certificado final de obra y la referencia catastral, en el ayuntamiento podremos solicitar la licencia de primera ocupación y posteriormente dar de alta todos los servicios de la vivienda, como el agua, luz, gas, etc.

 

Si estás pensando en vender tu casa no dudes en contar con los mejores profesionales del sector como Templo Consulting, nos encargaremos de todas las gestiones para que no tengas que preocuparte por nada.

¡Llámanos sin compromiso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Register

Comparar listas