¿Qué son las casas inteligentes?

13 Dic

La tecnología está evolucionando a pasos agigantados. A día de hoy todo tiende a automatizarse y nuestras casas no se van a quedar atrás. Seguramente que ya lo habremos vistos en varias series o películas, pero esto ya es una realidad. Las casas inteligentes han salido de la gran pantalla y han llegado a nuestras vidas. Lo que conocíamos como casas del futuro ahora son las casas del presente. El avance tecnológico tiene el principal objetivo mejorar y facilitar la vida de todas las personas. Por ejemplo, estás en la calle, hace un frío horrible y estás deseando llegar a casa para resguardarte. Pues imagina poder controlar la temperatura de tu vivienda desde el trabajo y que esté ideal para cuando lleguemos. Esto es solo un ejemplo de todo lo que podemos hacer con la domótica. También puede mejorar la seguridad de la vivienda, avisando de robos, fugas de gas, agua, etc…

¿Qué es la domótica en las casas inteligentes?

Lo primero que tenemos que saber es el significado de domótica. Según la Real Academia Española de la Lengua, se trata del conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de una vivienda. Es decir un conjunto de sistemas eléctricos, que a través de redes wifi, permiten la comunicación de la casa con los inquilinos. A través de nuestros dispositivos podemos controlar las funciones de nuestra vivienda. Al final se trata de un hardware y software que controlan la vivienda. De esta forma las casas quedan automatizadas y se convierte en una casas inteligentes.

¿Las casas inteligentes suponen un gasto elevado?

Convertir nuestra vivienda en una casa inteligente supone una pequeña inversión. La empresa ID Domótica calcula aproximadamente un presupuesto entre los 4.000€ y 5.000€ aproximadamente. Como en cualquier sector podemos encontrar otro tipo de ofertas más económicas, pero a la larga lo barato sale caro. Si queremos vivir en una casa inteligente debemos contar siempre con profesionales en la materia.

Aunque de primeras esto suponga una gran inversión, a la larga notaremos un ahorro en nuestras facturas. Gracias a la gestión inteligente, notaremos un ahorro considerable en luz y calefacción. En algunas de estas casas inteligentes, podemos encontrar una bomba que obtiene calor del ambiente para dar calefacción y agua caliente o refrigerar la casa durante el verano. Utilizan captadores solares y luces LED que permiten un ahorro en la factura de la luz. Las persianas funcionan de manera automática aprovechando la luz solar. De esta forma no solo tenemos una casa inteligente, sino también ecológica y podremos disfrutar de las ventajas que nos ofrecen algunos bancos, como solicitar una hipoteca verde. Estos servicios están concienciados con el medio ambiente y favorecen a aquellos clientes que ayudan a mejorar el medio ambiente. Además, si seguimos estos consejos podremos conseguir que nuestra casa se más eficiente.

¿Cómo podemos convertir nuestra vivienda en una casa inteligente?

Lo primero que necesitamos es una conexión Wifi bastante potente que pueda llegar a todas las estancias de la casa. Algunas de las aplicaciones que podemos instalar y hacernos la vida más fácil son:

  • Cerrojos digitales, que funcionan con la huella dactilar de los usuarios.
  • Frigoríficos que nos hacen la lista de la compra y nos avisan si nos quedamos sin existencias de un determinado producto o si uno de estos va a caducar.
  • Asistente virtual, conocidos comúnmente como Alexa (Google) o Siri (Apple). Nos ayudarán con las tareas del día a día. También podemos pedirle que nos ponga algo de música, que elegirá según nuestros gustos, aconsejarnos películas, series, etc…
  • Regulador de luces controlado desde nuestros dispositivos.
  • Las Smart TV, algo que está a la alcance de muchos. Estas televisiones tienen conexión con internet y gracias a su gran variedad de funciones pueden ayudarnos a no tener una tarde muy aburrida.
  • Limpieza inteligente, los famosos aspiradores inteligentes, que se encargan de la limpieza de la casa mientras nosotros estamos realizando otra tarea.
  • Regulador de persianas, suben y bajan en función de la luz del exterior.
  • Monitores de sueño, que gracias a diferentes indicadores crean una ambiente agradable y plácido para poder conciliar el sueño de manera más sencilla.

Estos son solo algunos ejemplos que podemos encontrar en el mercado y que convierte nuestras viviendas en casas inteligentes. Hoy en día llevamos un ritmo de vida frenético y apenas tenemos tiempo para nada. Las nuevas generaciones son partidarias de la tecnología y de tener todo al momento, por eso son más propensos a instalar este tipo de dispositivos en sus viviendas. Hace unos años esto parecía algo improbable, cuando nos hablaban de casas inteligentes lo veíamos como algo futuro y que nunca se haría realidad. Pues bien, ya está implantado en la mayoría de hogares y sigue evolucionado a pasos agigantados. Ahora solo nos queda esperar que no nos ocurra como a los Simpsons, en el capítulo La casa-árbol del terror XII ¿os acordáis?

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE ASESORAMOS SIN COMPROMISO:

Al hacer clic en "Enviar" aceptas las condiciones de nuestra Política de Protección de Datos.

Síguenos

RECIBE NUESTROS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Login

Register

Comparar listas