¿Qué debo preguntar a un agente inmobiliario si quiero vender?

06 Ago

Preguntas para hacer a un agente inmobiliario al vender una casaPara averiguar cuál es la mejor forma de vender una casa, lo ideal es recurrir a profesionales del sector. Por eso, en este artículo, hemos querido analizar qué debo preguntar a un agente inmobiliario si quiero vender mi piso. Aunque se pueden considerar mil estrategias, cada casa es única y lo que sirve para una, puede que no resulte para otra. De ahí que sea interesante conocer la opinión de un agente experto. Con el fin de saber si se pueden realizar mejoras en la vivienda para generar una mayor ganancia. 

Si queremos asegurarnos un buen precio de venta, habrá que presentar el inmueble en excelentes condiciones, en pro llamar la atención de la mayor cantidad de compradores. Con asesoramiento profesional, en Madrid (España) o Providencia (Chile) podrás hacer que tu hogar se adapte a las preferencias de aquellos que estén buscando vivienda en tu zona. Puedes contratar agencias inmobiliarias especializadas en una ciudad concreta o agentes profesionales freelance que colaboran con empresas de servicios como 2X3. 

¿Qué debo preguntar a un agente inmobiliario para vender rápidamente?

1. – ¿Es necesario limpiar a fondo?

Esta pregunta es básica y la respuesta es que sí. Tanto si hemos sido los últimos en vivir en ella, como si hemos tenido inquilinos. Ya que la primera impresión es totalmente clave para los potenciales compradores. Y cuanto más atractiva resulte, por tanto, mejor. Una casa sucia da pie a pensar que nadie se ha ocupado de la propiedad en mucho tiempo. Y los futuros dueños creerán que no merece la pena realizar la inversión porque quizá existan problemas.

Si un comprador sospecha que a la casa le hacen falta muchos arreglos, posiblemente no muestre interés o haga una oferta muy a la baja.

A la hora de vender, ordenar un poco y limpiar por encima no basta; es imprescindible hacer una limpieza en profundidad. Eso incluye todos y cada uno de los electrodomésticos, los cajones, los armarios, los baños, las ventanas, debajo de los muebles, etc. Nuestra recomendación es contratar a una persona que se encargue de ello si nosotros no nos vemos capaces de llevar a cabo esta titánica tarea. 

2. – ¿Debería pintar las paredes y restaurar los suelos?

A menos que estén como nuevos, definitivamente es otro aspecto muy importante.

En el caso de que las paredes sean de tonos grises, beiges o blancos, puede que solo se necesiten unos retoques para que luzcan. Pero si es necesario repintar por completo, es mejor dedicarse a los espacios principales de la casa como: el vestíbulo, el salón, la cocina, la habitación principal y el baño.

Con respecto a los suelos, primero quitar las alfombras y revisar el estado en que se encuentra realmente. En función de cómo lo veamos, podemos dejarlo o quizás  sea interesante instalar uno nuevo. La tarima flotante suele ser una solución barata y con buenos resultados. 

3. – ¿Debería quitar mis objetos personales?

Es lo ideal para que el comprador se pueda imaginar viviendo allí al instante. Fotos familiares, ropa, recuerdos y demás artículos de este tipo echan para atrás al interesado. Necesitamos que la casa se vea lo más espaciosa posible y lista para que se muden los nuevos dueños.

Por eso, nuestro consejo es almacenar los objetos personales en cajas, y liberar las estancias o incluso la vivienda por completo -si podemos trasladarnos a otro lugar mientras tanto-. 

4. – ¿Hago yo las fotos o contrato a un fotógrafo especializado?

Las fotografías del inmueble serán lo primero que vea la parte compradora. Por tanto, es importantísimo que sean llamativas y saquen el mayor partido a cada rincón. Lógicamente no es lo mismo vender alimentos, ropa o complementos, que una vivienda. La fotografía inmobiliaria tiene unas peculiaridades específicas frente a otros productos. El anuncio es la carta de presentación y debe ser el gancho que capte al cliente.

5. – ¿Qué clase de mejoras son necesarias para aumentar el precio?

Eso dependerá del presupuesto que podamos destinar y de la inversión que deseemos hacer. Aunque hay pequeños cambios no muy costosos -como reemplazar los grifos, cambiar las bombillas y las lámparas o mejorar aspectos de la carpintería interior- que pueden sumarle valor a la propiedad. O realizar una reforma integral, con nuevo cableado eléctrico, tuberías modernas, cocina y baños completos, etc. 

Conclusiones respecto a qué debo preguntar a un agente inmobiliario sobre mi vivienda

Queremos terminar esta guía inicial para vender tu casa, señalando que debe existir total confianza entre agente inmobiliario y propietario. Elegir la persona que va a comercializar tu casa debe ser una decisión meditada y en base a la experiencia del asesor. Aquí te dejamos una serie de consejos para saber cómo elegir un buen agente inmobiliario. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

RECIBE NUESTROS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Login

Register

Abrir chat