Gestiones en telecomunicaciones al mudarte

24 Dic

Gestiones de telecomunicaciones al mudarnos a una nueva casa

Como hemos estado viendo, llegar a una vivienda nueva supone la realización de ciertas gestiones relacionadas con el agua, la energía y las telecomunicaciones. El caso de las telecomunicaciones es un poco especial. En el caso del agua y la energía, el contrato está directamente relacionado con el punto del suministro. Sin embargo, en el caso de las telecomunicaciones, si bien depende del suministro, depende en mayor medida del titular.

El suministro hará que varíen las ofertas que podemos contratar, puesto que no en toda españa la cobertura es la misma. Por ejemplo, habrá zonas donde la fibra no llegue y solo podamos tener ADSL, o bien que, en lugar de 300 megas, solo podamos disponer de 100 megas. En relación a la tarifa de datos del móvil, es independiente de la dirección del suministro.

Las gestiones en telecomunicaciones que debemos realizar al mudarnos

Analiza tu contrato actual

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es saber en qué condiciones está nuestro contrato. Lo primero es saber si tenemos permanencia o no. En ocasiones, solicitar un cambio de domicilio teniendo permanencia es considerado por la compañía como una baja antes de tiempo, por lo que nos pueden solicitar el pago de la permanencia. Esto se debe a que, como hemos comentado al principio, las condiciones pueden no ser las mismas en los domicilios diferentes.

Si no tienes permanencia, lo primero que deberías realizar es una comparativa de tarifas de Internet y telefonía, para ver cuál es la que mejores condiciones te ofrece para tu nuevo hogar. A partir de este momento se abrirán dos opciones:

No cambiar de operador

Si no vamos a realizar un cambio, generalmente las compañías os hacen ofertas mejores al saber que nos queremos cambiar, simplemente deberemos solicitar un cambio de domicilio en nuestra tarifa. Para poder realizar esta gestión, la debe realizar el titular del contrato y tener pagadas todas las facturas.

Después, debemos llamar a nuestra compañía para solicitar el cambio, aunque también se puede realizar a través de la web, en ocasiones. Una vez que hayamos solicitado el cambio, un técnico nos llamará para verificar que no existan inconvenientes y para fijar una fecha de traslado. Lo mejor es solicitar el cambio al menos tres días antes de la mudanza.

Cambiar de operador

Si has encontrado una oferta mejor, generalmente implique una portabilidad. Las portabilidades conllevan mejores ofertas que las altas, además de que estas últimas conllevan un coste.

En caso de que vayas a realizar la portabilidad, debes concertar una cita con el técnico de la nueva compañía para que te instalen el router. Lo mejor es determinar esta cita para el día siguiente de tu mudanza, que ya estarás más tranquilo y no estarás mucho tiempo sin internet.

Cobertura en tu nueva vivienda

Como hemos comentado al principio, la cobertura no es igual en toda España. Por ello, las compañías, antes de realizar una oferta, comprueban qué cobertura hay en nuestra vivienda. Esto determinará, por ejemplo, que podamos tener fibra o bien solo ADSL, así como la cantidad de megas de los que podremos disfrutar en nuestra nueva vivienda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE ASESORAMOS SIN COMPROMISO:

Al hacer clic en "Enviar" aceptas las condiciones de nuestra Política de Protección de Datos.

Síguenos

RECIBE NUESTROS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Login

Register