Cómo vender piso en España desde el extranjero

12 Dic

cómo vender piso en España desde el extranjeroSaber cómo vender piso en España desde el extranjero no es sencillo. Si tenemos una vivienda en España y vivimos en otro país, vender nuestra casa puede ser complicado. Ni siquiera podemos encontrar en internet los pasos a seguir.

Mucha gente piensa que no hay diferencias especiales en el pago de impuestos, pero la realidad es que si los hay. Existen dos cambios significativos que hay que tener en cuenta. Por una parte, en lo referente a la plusvalía municipal y por otro en la retención del 3%.

Plusvalía municipal

El pago de la plusvalía municipal cuando el propietario del inmueble reside en el extranjero recae sobre el comprador. Para evitar este gasto extra, lo que sea hace habitualmente es que se retiene del precio de venta una cantidad determinada. Con esta cantidad el comprador paga la plusvalía municipal.

Es decir, aunque el comprador sea el que se debe hacer cargo, lo normal es que lo haga rebajando su pago del precio final de venta. En nuestro post sobre quién paga la plusvalía municipal hay más información al respecto.

De todas formas, es conveniente aclararlo al comienzo de la operación. De lo contrario, el comprador se puede encontrar una suma pendiente muy elevada sin saberlo. Esto puede terminar con la compraventa.

En nuestra inmobiliaria siempre creemos que la transparencia es la mejor manera de vender un inmueble.

Retención del 3%

Al vender una vivienda desde el extranjero también tenemos que pagar un impuesto más. Se trata del Impuesto sobre la Renta de no residentes por transmisiones de bienes inmuebles situados en territorio español. Este impuesto es del 3% del precio final de venta.

En este caso, como en la plusvalía municipal será el comprador el encargado de retenerlo. Esto no quiere decir que le corresponda pagarlo a él. Simplemente esta obligado a hacer esa retención como garantía de que el vendedor va a realizar dicho pago.

Una vez que el vendedor pague ese impuesto, la retención del 3% se liberará y pasará a la cuenta del mismo.

Para ello, el comprador puede retener o ingresar a cuenta ese porcentaje, presentando declaración ante Hacienda. Concretamente, ante la Delegación o Administración de la AEAT en cuyo territorio se sitúe la vivienda. Para ello tendrá un mes desde la trasmisión.

A continuación, el contribuyente que vive en el extranjero tendrá que declarar o ingresar el impuesto definitivo. Para ello tiene tres meses desde que se efectúa la trasmisión. En total, hay cuatro meses de plazo.

Para realizar estos ingresos hay que implementar los modelos 210 y 211.

¿Cuándo no se retiene?

Existen dos casos en el que el comprador no está obligado a retener o ingresar ese 3%.

  1. Si el vendedor acredita que está sujeto al IRPF o al Impuesto de Sociedades. Para ello necesita una certificación del órgano competente de la AEAT.
  2. Si se trata de aportación de bienes inmuebles para la constitución o aumento de capitales de sociedades residentes en territorio español.

Cómo vender piso en España desde el extranjero

Quitando estos dos aspectos relativos al pago de impuestos, vender piso desde el extranjero es similar a cualquier otra venta.

En este caso es recomendable contratar a una inmobiliaria para que gestione la venta. En estos casos recomendamos leer este post sobre cómo funciona una inmobiliaria. Necesitamos a alguna que pueda hacer las visitas y encargarse de todas las gestiones.

Al no estar en el país de la vivienda, es más importante que nunca que confiemos en la agencia. Para ello recomendamos consultar sus valoraciones y reseñas en Google. Encontrar una inmobiliaria de confianza nos permitirá vender más rápido y no tener que preocuparnos a la hora de saber cómo vender piso en España desde el extranjero.

En Templo Consulting nos encargamos de todo por una tarifa única sin comisiones de 1950€ + IVA.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Register

Comparar listas