¿Cómo vender mi vivienda embargada?

25 Mar

vivienda embargada

La crisis económica ha provocado que muchas personas no puedan hacer frente a los gastos de las facturas e incluso del préstamo hipotecario. Esta situación se debe a varios factores, aunque principalmente al alto índice de paro, los contratos precarios sin un sueldo digno y los empleos temporales que no permiten una estabilidad económica. Llegados a este punto, si el banco no recibe las cuotas pactadas puede tomar la decisión de embargar nuestra vivienda. En el caso de que esto ocurra, ¿sería posible vender mi casa embargada? Para poder vender una casa en estas circunstancias es importante contar con profesionales que nos ayuden durante todo el proceso de venta.

Qué significa tener la vivienda embargada

Cuando un cliente contrata una hipoteca con una entidad financiera, se establecen unas cuotas a pagar, para devolver (con intereses) el dinero prestado por el banco para la compra de una vivienda. Si este cliente no pagase estas cuotas correspondientes, el banco se ve obligado a tomar ciertas medidas para recuperar ese capital invertido.

El embargo de la vivienda no se efectúa al instante. El banco da un aviso de que no ha recibido el pago de la última cuota por si ha ocurrido algún imprevisto. En el caso de que el cliente no pueda hacer frente a los gastos, se podrían negociar las condiciones del préstamo mediante una novación de hipoteca. Si pasado 5 impagos no ha recibido el importe correspondiente el banco procederá a presentar una demanda judicial de embargo. Esta demanda quedará inscrita en el Registro de la PropiedadEliminar este registro conlleva una serie de gastos que el vendedor ha de asumir.

Este inscrito se realiza a partir de un mandamiento judicial por parte del banco, para que quede constancia de las cargas que tiene ese inmueble. Esta carga permanecerá en el Registro de la propiedad durante 4 años a contar desde la fecha de anotación.

La cancelación de dicha anotación deberá realizarla la misma persona judicial que declaró el embargo. También puede cancelarla un Juez Mercantil en un proceso concursal.

Otra de las formas de cancelación del embargo sería pagando la cantidad pendiente y realizando los mismos trámites que con la cancelación de un préstamo hipotecario. De esta manera, el inmueble quedaría libre de cargas en el Registro de la Propiedad.

Una vez embargada la vivienda esta tiene unas limitaciones. Podremos proceder a su venta, pero debemos tener en cuenta que el precio de esta estará condicionado por el embargo.

Cómo podemos vender una vivienda embargada

El embargo de una vivienda estará estipulado por una cantidad de dinero en concreto. Esta cantidad es la cifra que quedó pendiente de pagar por parte del cliente. Para estipular el precio de la vivienda debemos ser conscientes de la situación en la que nos encontramos. Con esta venta no vamos a ganar la misma cantidad de dinero como con una compraventa tradicional, pero sí podremos pagar la deuda pendiente. La cantidad que obtendremos con su venta estará determinada por el importe de la deuda pendiente con el banco. Es decir, a su precio real de venta se le resta el importe de la deuda y el resultado serán las ganancias que obtendremos.

Por ejemplo, si nuestra casa tiene un valor de 250.000€ y tenemos una deuda pendiente de 50.000€, lo que ganaríamos con la venta de la vivienda serían 200.000€, ya que los 50.000€ restantes se usarían para pagar la carga de la vivienda. Este pago lo puede realizar el propio vendedor o el comprador. De esta forma el inmueble quedaría libre de cargas.

Vender inmuebles con este tipo de características puede ser un quebradero de cabeza, ya que pocos compradores adquirirían una casa con cargas. Si decide comprar la vivienda, se haría cargo de la deuda pendiente con el banco, con el que deberá negociar las condiciones. En estas circunstancias el banco puede cobrar una comisión por subrogación al vendedor por el cambio de préstamo hipotecario.

En algunos casos este tipo de viviendas pueden ser ocupadas, y si esto sucediera ¿podríamos venderla?

Para vender una vivienda embargada, es recomendable hacerlo con profesionales del sector. En Templo Consulting te ayudamos por una tarifa fija de 1.950€+IVA sin comisiones. Nos encargamos de gestionar todos los trámites necesarios para vender lo más rápido y cómodo posible. Además, contamos con nuestra propia cartera de clientes compradores y tenemos acuerdos con entidades financieras para conseguir las condiciones hipotecarias más ventajosas.

¡Reserva una valoración gratuita sin compromiso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

RECIBE NUESTROS ARTÍCULOS EN TU EMAIL

Login

Register