¿Sabes qué es un periodo de carencia hipotecaria?

Periodo de carencia en una hipoteca

Si el pago de tu préstamo hipotecario se te está haciendo cuesta arriba, queremos proponerte una alternativa. ¿Sabes qué es un periodo de carencia hipotecaria? Significa que podrás reducir la cuota mensual o dejar de pagar por un periodo de tiempo determinado.

En Templo Consulting somos conscientes de lo complicado que es encontrar el hogar de tus sueños. Por eso ofrecemos las mejores condiciones hipotecarias a nuestros compradores. Colaboramos con distintas entidades financieras para conseguir préstamos hipotecarios que se ajusten a las necesidades de los clientes.

¿Cómo se pide la carencia de una hipoteca?

Primero debes consultar con tu entidad si puedes pedir este aplazamiento y en qué condiciones. Por ejemplo, un dato a tener en cuenta es que el periodo de  carencia supondrá siempre una novación de la hipoteca. Aún así, en determinados casos es una buena alternativa para superar una situación económica complicada. Las entidades bancarias suelen ofrecer dos opciones distintas:

La primera opción es una carencia hipotecaria parcial, en la que el consumidor deja de pagar los intereses y sólo devuelve el capital o paga los intereses y deja a deber el capital prestado, por lo que la cuota se reduce considerablemente. La segunda opción es una carencia hipotecaria total. En este caso se dejan de pagar las cuotas por completo por un periodo determinado de tiempo. Desafortunadamente no a todos los clientes se les puede ofrecer una carencia hipotecaria, bien porque los términos en que se firmó la hipoteca no lo permiten o porque la situación económica del cliente supone un enorme riesgo para la entidad.

Desventajas de la carencia hipotecaria

Una vez concedida la carencia hipotecaria hay que realizar una modificación del contrato del préstamo original, es decir, una novación del préstamo. Además, una vez terminado dicho periodo nuestra cuota mensual (y el precio final de nuestra hipoteca) se encarecerá para compensar lo que hemos dejado de pagar durante la carencia. Asimismo el banco puede subirnos el tipo de interés una vez restablecidos los pagos mensuales normales.

Dado que el mercado hipotecario es tan amplio, el periodo de carencia al préstamo hipotecario que concede cada entidad es distinto. Varía según las condiciones y circunstancias de cada cliente. Hay algunos bancos que sólo conceden unos meses de carencia, mientras otras entidades financieras llegan a conceder varios años.

Uno de los principales requisitos para pedir una hipoteca es tener ahorrado el 20% del precio final de la vivienda. Las entidades solo conceden préstamos por un valor equivalente al 80% del precio de tasación del inmueble o del valor de compraventa. Por eso en Templo Consulting nos sentimos orgullosos de poder ofrecer a nuestros compradores el 100% de financiación, gracias a nuestros acuerdos colaborativos con entidades financieras.

¡Consulta sin compromiso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Register

Comparar listas