¿Qué es una hipoteca inversa?

25 Feb

hipoteca inversa

La hipoteca inversa es un préstamo hipotecario destinado a personas mayores de 65 años. En España existen alrededor de 8 millones de personas mayores de 65 años con una vivienda en propiedad. La hipoteca inversa es un producto por el cual la entidad financiera concede a los clientes unas cantidades económicas determinadas (bien en un importe único o bien en mensualidades) y a cambio, el cliente utiliza su vivienda como aval. La titularidad de la vivienda seguirá perteneciendo al cliente, por lo que si quiere, puede alquilar su propiedad sin ningún inconveniente. La cantidad entregada dependerá en función del valor de mercado de la vivienda y de la edad del cliente o clientes. Cuanto mayor sea el valor y la edad, mayor será la cantidad a recibir.

Aunque cabe señalar que este tipo de productos no es muy atractivo. Según el Consejo General del Notariado, en España solo se vendieron 45 hipotecas inversas el año pasado. Como vemos este producto no es muy común en nuestro país y pocos bancos apuestan por ello, tal vez en un futuro, si aumentase la demanda por este producto se plantearía incorporarlo a sus servicios.

Los intereses de este préstamo, se van acumulando a las cantidades recibidas. Esto generará una deuda, que se deberá pagar cuando el cliente fallezca o cuando este decida libremente, devolviendo a la entidad financiera el dinero prestado. A la hora del fallecimiento, los herederos tendrán un plazo de 12 meses para devolver este préstamo más los intereses. Éstos tienen tres opciones: si quieren la casa deberán saldar la deuda con el banco; también pueden vender la casa para pagar la deuda; o la última opción, entregársela al banco, y éste es uno de los motivos por lo que los bancos apenas comercializan las hipotecas inversas. Las entidades financieras no quieren más inmuebles.

En el caso de que los herederos quieran quedarse la casa, la deuda a pagar no alcanzará el 100% del valor de la propiedad. En esta situación los herederos pueden:

  • Vender el inmueble y pagar al banco la deuda pendiente, llevando a cabo una cancelación de la hipoteca.
  • No aceptar la herencia. En este caso, el banco ejecutaría la garantía hipotecaria.
  • Quedarse con el inmueble, haciendo frente a la deuda contraída con dinero de su bolsillo.
  • Contratar una nueva hipoteca.

¿Qué requisitos se exigen para contratar una hipoteca inversa?

  • Ser mayor de 65 años
  • Residente en España
  • Tener la vivienda en propiedad y sin cargas pendientes, en algunos casos se puede utilizar la hipoteca para cancelar las cargas anteriores.
  • Debe ser la primera vivienda y residencia habitual. Este tipo de hipotecas no se aplican sobre segundas viviendas u otros inmuebles.

¿Por qué contratar una hipoteca inversa?

La gran mayoría de las personas mayores de 65 años en España tienen una vivienda en propiedad. Es algo muy común destinar la mayor parte de nuestros ahorros en la compra de una propiedad que en planes de pensiones o similares. Por eso, gracias a la hipotecas inversa, las personas mayores pueden disfrutar de ese ahorro invertido en sus viviendas sin renunciar a la propiedad y tener una mejor jubilación. Es una forma de convertir en dinero líquido el patrimonio inmobilizado.

¿Qué gastos conlleva contratar una hipoteca inversa?

Este tipo de servicios están bonificados por la Ley41/2007,  por la que se  establece que no se ha de pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Las tasas notariales y registrales tienen un valor inferior que en el de un préstamo hipotecario normal. Ademas, existen unos gastos mínimos como los gastos de apertura, de notaría y gestoría. Aunque estos, son adelantados por la entidad a cuenta del préstamo hipotecario. El único gasto por anticipado que tendrá que realizar el cliente, será el coste de la tasación.

Debemos tener en cuenta, que la entidad financiera, cobrará un tipo de interés por este préstamo. Estos intereses se establecen a la hora de contratar la hipoteca. Esto quiere decir, que, en el momento de cancelar la hipoteca, el importe de la deuda será igual a las cantidades recibidas y gastos iniciales abonado por la entidad. Otro dato a tener en cuenta es que las cantidades que se reciben por esta hipoteca no tienen la consideración de renta, por lo tanto, no tributan. A no ser que, este préstamo lleve aparejado la contratación de algún seguro de rentas, por lo que, en este caso, estas cantidades económicas sí estarían sometidas a tributación.

 

En Templo Consulting ponemos a disposición de los clientes nuestro servicio de financiación para la contratación de hipotecas, así como empresas tasadoras, para llevar a cabo la tasación del inmueble y obtener el valor real de la vivienda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Register

Comparar listas