¿Se puede heredar sin ir al notario?

21 Jun

heredar sin ir al notarioHeredar sin ir al notario y ahorrarnos los gastos correspondientes puede sonar muy bien. De hecho, es una de las preguntas que más nos hacen los clientes. Especialmente en aquellos casos en los que no hay propiedades, sino solo cuentas bancarias o acciones. Si solo tenemos que recibir un dinero de una cuenta, ¿qué necesidad hay de ir a notaría?

La declaración de herederos es obligatoria

Lamentablemente, la ley establece que debemos ir a notaría. Allí debemos realizar dos procesos diferentes. En primer lugar, si no hay testamento, la declaración de herederos sin testamento o abintestato. En caso de haber testamento, la declaración de herederos ya estará realizada.

Si ya hay testamento, ¿puedes heredar sin ir al notario? De nuevo, la respuesta es negativa. Será en notaría donde se realice la aceptación o renuncia de la herencia.

¿Qué necesito para realizar una declaración de herederos abintestato?

Para estos trámites será necesario reunir y presentar la siguiente documentación:

-Certificado de defunción del fallecido

-DNI del fallecido

-Certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad, para demostrar que no existe ningún tipo de testamento

-Si lo hubiese, certificado de matrimonio del fallecido

-Certificado de nacimiento de los hijos del fallecido, en caso de haberlos

-Certificado de defunción de los hijos del fallecido, si alguno hubiese muerto

Además, se necesitarán dos testigos. Para ser testigos de una declaración de herederos no se puede ser familiar directo. Tampoco se podrá ser beneficiario de la herencia o tener relación de consanguinidad hasta cuarto grado y de afinidad hasta segundo grado. Los empleados o personas que tengan relación de trabajo con el causante tampoco podrán ser testigos. Estos dos testigos tendrán que acreditar la situación familiar del fallecido. Después, tendrán que pasar 20 días hábiles para realizar la partición de herencia.

Aceptar o rechazar una herencia

Una vez que ha pasado el tiempo correspondiente, llegó el momento de decidir si queremos aceptar o rechazar la herencia. Como no se puede heredar sin al notario, tendremos que hacerlo en su oficina. Tenemos tres posibles opciones:

1. Repudiar la herencia

Lo primero que podemos hacer es repudiar o rechazar la herencia. Se trata de una opción habitual cuando no se puede asumir el pago de impuestos. Lo que sí debemos tener en cuenta que tanto la aceptación como la renuncia es irrevocable. No podremos cambiar de idea en un futuro.

2. Aceptar la herencia

La opción más habitual es la aceptación de la herencia. En este caso, aceptamos los nuevos bienes con todas sus implicaciones. Hay que tener cuidado con esta opción y solo hacerlo si sabemos que no hay muchas deudas. De lo contrario, tendremos que responder a las mismas con nuestro patrimonio.

3. Aceptar a beneficio de inventario

Esta es la opción más recomendable. Cuando se acepta una herencia a beneficio de inventario, solo respondemos a las deudas con el propio patrimonio heredado. Esto quiere decir que no pondremos en peligro nuestro patrimonio. Para ello, se realizará un inventario judicial del caudal hereditario.

Elijamos la opción que elijamos, debemos tener en cuenta que una herencia se acepta en su totalidad. Es decir, que si por ejemplo solo queremos una parte, porque no tenga deudas o sea una vivienda que nos interese o similar, no podremos. Por ello, hay que estudiar la situación bien antes que decidirse.

Igualmente, debemos recordar que si aparece una cuenta bancaria o una propiedad en el futuro de la que no se tenía constancia, también se puede heredar. Para ello, tendremos que realizar una adición de herencia.

¿Qué pasa con la cuenta bancaria en una herencia?

Otra pregunta habitual sobre heredar sin ir al notario tiene que ver con las cuentas bancarias. Para recibir el dinero de las mismas debemos llevar la declaración de herederos. Frente a lo que se suele pensar, si nadie lo reclama ese dinero no es para el banco. La entidad bancaria se beneficiará del rendimiento del mismo durante los primeros 20 años. Ese es el plazo establecido por la ley para que los herederos puedan reclamarlo.

Cuando pasen estas dos décadas, el dinero pasa al Tesoro Público.

Para saber si una persona que ha fallecido tiene una cuenta, podemos ir a la Agencia Tributaria con la declaración de herederos y nos tendrán que facilitar la información. De esta forma, podremos realizar la adición de herencia y conseguir el dinero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Templo Consulting

Login

Register

Comparar listas