Resultados de la búsqueda

¿Qué es la nota simple?

Publicado por Templo Consulting en 8 de marzo de 2024
0

nota simple

La nota simple es un documento oficial expedido por el Registro de la Propiedad donde se detallan las características urbanísticas del inmueble y lo más importante, si está libre de cargas. Por eso es muy importante tener una nota simple actualizada a la hora de vender un piso en Madrid. Con este documento oficial evitaremos sorpresas de última hora para ambas partes y conoceremos de primera mano la situación jurídica de la vivienda.

¿Qué es la nota simple y para qué sirve?

La nota simple es un documento expedido por el Registro de la Propiedad, en el que aparecen todos los datos del inmueble en cuestión.

Este documento se utilizará para acreditarle al vendedor que la vivienda se entrega ‘limpia de polvo y paja’, es decir, libre de cargas a la parte compradora. Asimismo, sirve para realizar una tasación del inmueble en el momento de solicitar el préstamo hipotecario a la entidad financiera elegida.

En ocasiones, organismos públicos como la Agencia Tributaria o el Catastro, puede pedirnos que demostremos la titularidad sobre un bien y para ello será necesario presentarles este documento.

También puede ser útil para saber qué notario realizó la escritura de la propiedad, en el caso de haber perdido las escrituras de la misma.

Contenido de la nota simple

  • La finca registral. Es la identificación del inmueble o de la propiedad sobre el que hemos solicitado información. Aparecerán todos los detalles de la propiedad, si es urbana o rústica, dimensiones, límites de la misma y usos designados. También aparecerá el número de registro.
  • Titularidad de la finca. Aquí comprobaremos a nombre de quién o quiénes está registrada la propiedad, con la participación de cada uno de ellos (si hubiera varios titulares) y de qué manera (compraventa, herencia o donación) y en qué fecha fue adquirida la propiedad. Y el nombre del notario que llevo a cabo la firma de la escritura.
  • Cargas de la finca. En esta sección se muestra si la propiedad tiene una hipoteca, un embargo, servidumbre, o ha entrado en concurso de acreedores, entre otros. Cuando la vivienda no está libre de cargas, debemos hablar con el vendedor para que liquide estas deudas y evitarnos sorpresas y pagos innecesarios en la compra del inmueble. Un caso muy común en las compraventas es que el vendedor haya terminado de pagar el préstamo hipotecario de la vivienda pero no haya presentado la documentación de la cancelación del préstamo en el Registro de la Propiedad y por tanto la propiedad aparece con un préstamos pendiente de pago aún.
  • Notas marginales. Es información adicional para complementar los detalles y características que aparecen en la nota, como por ejemplo la afección fiscal que explica que la venta de la vivienda está sujeta al pago diferentes impuestos.

¿Qué es una afección fiscal en la nota simple?

La afección fiscal informa de las cargas fiscales

La afección fiscal en la nota simple es uno de los epígrafes dentro de las cargas de una propiedad. En ese apartado se explica que la venta de la vivienda está sujeta al pago de diferentes impuestos. Si tienes dudas al respecto puedes contactar con nuestra agencia especializada en la venta de inmuebles en Madrid capital y gran parte de su área metropolitana.

Pedir una nota simple es lo habitual para ver si una vivienda tiene alguna carga como una hipoteca o alguna deuda que no se haya pagado. Sin embargo, en el caso de la nota marginal de afección fiscal, la información que aparezca no será determinante.

Básicamente, el Registrador de la Propiedad está avisando que la trasmisión de ese inmueble está sujeta a uno o varios impuestos. Estos son el Impuesto sobre Trasmisiones Patrimoniales (ITP) y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD). Estos impuestos deben ser pagados por los vendedores, pero en el caso de que no lo hagan, la responsabilidad pasará a los nuevos propietarios.

Por ello, se trata de un aviso para que pidamos el justificante de dicho pago. Hay que tener en cuenta que estos impuestos prescriben a los 5 años, por lo que si la trasmisión es más antigua no tendremos que pagar nada.

¿Qué tenemos qué hacer tras ver la afección fiscal en la nota simple?

Pongámonos en situación. Vamos a comprar una vivienda y como es habitual pedimos la nota simple. Al hacerlo descubrimos que la vivienda tiene una afección fiscal en la nota simple. Lo primero es mantener la calma. Se hace de oficio y no supone absolutamente nada.

El siguiente paso es asegurarnos que los impuestos ya están abonados correctamente. Simplemente tendremos que entrar en contacto con el vendedor y pedirle los justificantes correspondientes según el impuesto que haya tenido que pagar.

Si hay dudas sobre que los pagos hayan sido los correctos, hay dos opciones que nos mantendrán a salvo frente a Hacienda:

  • El primero de ellos es realizar una retención en el pago del precio de venta. La misma se mantendrá hasta que se cumpla el plazo de cinco años y prescriba el pago del impuesto.
  • La otra opción es pedir un aval bancario por el importe correspondiente. De esta forma, nos aseguraremos que las deudas del antiguo propietario no nos afecten a nosotros.

Si quieres saber más sobre el impuesto de sucesiones, no te pierdas nuestro post sobre su pago en Madrid.

¿Qué pasa si no pago lo indicado en la afección fiscal?

Por último, mencionar que si reclaman estos impuestos es imprescindible pagarlos porque si ninguna de las 2 partes (vendedor o comprador) se hace cargo del pago, la Agencia Tributaria puede embargar el inmueble y ponerlo en subasta para cobrar la deuda pendiente.

Por ello, no debemos olvidarnos de comprobar la nota marginal de afección fiscal y pedir los correspondientes justificantes. Será la forma de realizar una compra segura y sin sorpresas.

¿Por qué la nota simple no está a mi nombre?

Inscribir la compraventa en el Registro de la Propiedad es esencial

Aunque parezca increíble, se trata de una pregunta más común de lo que pueda parecer. Vamos a vender la casa o a pedir una hipoteca y, de pronto, descubrimos que aparece el nombre del antiguo propietario ¿Qué ha pasado? ¿Por qué razón no se ha inscrito a nuestro nombre si ya hemos ido a notaría?
Teniendo en cuenta que la nota simple se pide como garantía de que somos los verdaderos propietarios de una vivienda, puede ser un gran problema. De repente, hemos perdido esa garantía. Afortunadamente, se trata de un problema con fácil solución.

¿Por qué la nota simple no está a mi nombre?

Porque la compraventa no se ha inscrito en el Registro de la Propiedad. Normalmente la gente piensa que al firmar las escrituras de un inmueble en notaría, el Registro actualiza la información. Sin embargo, esto no tiene por qué funcionar así. El Registro de la Propiedad es un ente independiente y en muchas ocasiones somos nosotros los que debemos llevar a cabo la inscripción.

Esto es especialmente común si estamos hablando de compraventas realizadas hace tiempo. En la actualidad, gracias a los trámites telemáticos, es bastante más difícil que ocurra. En la mayor parte de las notarías, te realizan el trámite tras firmar e informan telemáticamente.

Aun así, es recomendable que preguntemos al notario si el trámite está incluido. Sino tendremos que realizarlo nosotros mismos. En su web podemos llevar a cabo todas estas operaciones.

Si te preguntas por qué la nota simple no está a mi nombre, ya sabes la respuesta. Porque no la has inscrito. Afortunadamente, solo necesitas las escrituras de propiedad para que quede constancia de quién es el verdadero propietario de un inmueble.

¿Qué es la nota simple continuada?

¿Qué es la nota de información continuada?

La nota simple continuada o nota registral de información continuada es un documento oficial que sólo pueden solicitar los notarios. Este documento debe ser solicitado por el notario cuando la finca descrita en la solicitud aún no esté inscrita o en caso de que existan dudas fundadas de que pueda estar inmatriculada. Este documento no será meramente informativo, sino que el registrador sí tiene una responsabilidad sobre su contenido.

Diferencias entre nota simple y nota de información registral continuada

La nota registral de información continuada cuenta con la fé del registrador

Ambos documentos sirven para obtener la mayor información de un inmueble en particular, con la diferencia de que la nota simple es un documento puramente informativo, en el que aparece la información del titular y las cargas que pudiera tener el inmueble; mientras la certificación registral es un documento público firmado por el Registrador que da fe del contenido del registro, y en el que se ofrece una información mucho más completa del inmueble. Por ejemplo, no sólo conoceremos los titulares actuales, sino también de los anteriores, así como los derechos vigentes y los extinguidos.

Por tanto, la certificación registral es el único documento que tiene validez frente a terceras personas, físicas, jurídicas, tribunales e instituciones y organismos públicos.

Asiento pendiente de despacho

Por otro lado, también es conveniente solicitar al Registro de la Propiedad si existe algún documento pendiente de despacho, es decir, que alguien haya presentando un documento a inscribir de dicha finca y aún esté pendiente de inscripción. El plazo estipulado para el despacho de cualquier documento en el Registro de la Propiedad es de 15 días hábiles a contar desde su presentación, pero a veces puede haber retrasos.

Cómo se solicita una nota simple

Podemos hacerlo mediante 2 vías:

  • A instancia de parte y oficio. La solicitud debe hacerse por escrito y de forma presencial en el Registro. Hay que rellenar una solicitud con los datos del interesado y el motivo de consulta y nos la entregan al momento.
  • También se puede solicitar de manera telemática a través del Fichero Localizador de Titularidades Inscritas (FLOTI), y la nota llegará en un plazo de 24h al correo facilitado por el interesado.

Eso sí el coste no es el mismo. La instancia presencial cuesta unos 3€ aproximadamente y si lo pedimos vía online, el coste puede ascender a unos 11€.

Opciones de búsqueda de la nota simple actualizada

Tengo 5 opciones distintas de búsqueda:

  • Datos registrales. Para este tipo de búsqueda es necesario tener el número registral de la finca, y la sección y el ordinal de la subfinca.
  • A través de Idufir. Se trata del Identificador Único de Finca Registral y como su nombre indica, permite determinar una finca concreta dentro del territorio nacional a través de dicho identificador.
  • Por titular. Para consultar por titular necesitamos el nombre completo del titular, nombre parcial del mismo o por su NIF.
  • Con otros datos. Cuando solo disponemos de la localización de la finca.
  • Mediante geolocalización. A partir de las coordenadas X e Y del punto seleccionado en el visor, podemos identificar el IDUFIR asociado a este punto, siempre que la finca haya sido geolocalizada en el Registro

¿Qué es el IDUFIR de una finca?

El IDUFIR es el DNI de la vivienda

Actualmente en España hay más de 25 millones de casas inscritas en el Registro de la Propiedad. Por lo que tener un control de cada una de ellas es una tarea bastante complicada. Esa es la razón de que en 2008, el Colegio de Registradores creara una combinación numérica de 14 dígitos del 0 al 9, primero denominado IDUFIR (Identificador Único de Finca Registral) y después CRU (Código Registral Único). Gracias a este sistema es posible buscar cualquier propiedad inscrita en el Registro. Algo así como el «DNI de las viviendas». Y como es un concepto algo desconocido para el lector medio, desde nuestra inmobiliaria sin comisión en Madrid, hemos querido aclararlo en este artículo.

Características del IDUFIR o CRU de una finca

En el momento de registrar una vivienda, este código se genera automáticamente. Como ya hemos dicho, consta de 14 dígitos y es un número de identificación único en toda España. Gracias a este código podemos identificar cualquier vivienda de manera exclusiva. Aunque el IDUFIR se dejó de utilizar en agosto de 2016, y las viviendas registradas a partir de esa fecha utilizan el CRU (Código Registral Único).

Dado que ambos sistemas son bastantes recientes, es muy común encontrar algunas fincas que no tenga ningún identificador. En el caso de que una finca no tenga ese código se puede solicitar una actualización de la nota simple, generándose automáticamente un código para esa propiedad.

Sin embargo, no debemos confundir IDUFIR ni CRU con referencia catastral ni número de finca registral

Aunque todos estos términos sirven para identificar una propiedad, no tienen relación entre si.

  • Referencia catastral. Es la referencia que utiliza el Catastro para identificar un inmueble. Es un número formado por 20 dígitos. Esta referencia la tienen todos los inmuebles, ya que es obligatorio que todas las propiedades estén inscritas en el Catastro. Algunas organismos oficiales como Hacienda hacen uso de esta referencia.
  • Número de finca registral. Es el número que se le asigna a un inmueble en cada Registro de la Propiedad. A diferencia del IDUFIR o CRU que son número exclusivos y cada inmueble tiene el suyo propio, el mismo número de finca registral lo pueden tener 2 propiedades distintas inscritas en diferentes Registros de la Propiedad.

Otra diferencia es que con el IDUFIR o el CRU puedes pedir una nota simple en el Registro de la Propiedad, al igual que con el número de finca registral, siempre y cuando sepamos en qué Registro se inscribió la finca. Algo que no es posible con el número de referencia catastral.

En Templo Consulting, nos encargamos de pedir la nota simple en la capital y todos los trámites que necesites. Y por solo 2.950€+IVA, nos encargamos de toda la operación de compraventa de la vivienda.

Contacta con nosotros sin compromiso o solicita una valoración gratuita ahora.

Si necesitas solicitar una nota simple, desde Templo Consulting podemos ayudarte con los trámites. ¡Llámanos sin compromiso: 919 38 56 78  o déjanos tus datos!

Valoración gratuita en Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Comparar propiedades

Abrir chat
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?