Herencias y plusvalía municipal: ¿qué ha prescrito y qué debo pagar?

01 Oct

herencias y plusvalía municipalLa relación entre herencias y plusvalía municipal es más compleja de lo que parece. Dependiendo de diferentes aspectos tendremos que pagar una sola plusvalía o más de una.

Ya os hemos explicado cómo funciona la plusvalía municipal en Madrid, quién paga la plusvalía o cuándo prescribe la plusvalía. En este caso, tiene relación con esta última situación.

Como hemos comentado, la plusvalía municipal de una vivienda prescribe a las 4 años y 6 meses de la herencia. En muchos casos, cuando muere un propietario, si está casado en gananciales no se hace adjudicación de herencia. Los hijos prefieren dejarlo pasar en vez de hacer los trámites que os desvelamos en este blog para que el cónyuge vivo se quede con todos los bienes.

El marido o la esposa que sigue viviendo se queda de facto con todas las propiedades de la pareja. Sin embargo, legalmente, los herederos tienen derecho al 50% de esa o esas viviendas. En este momento, se ha producido una trasmisión. Siempre que hay una trasmisión en la propiedad de una vivienda, hay que pagar plusvalía municipal.

Sin embargo, si no se hace adjudicación de herencia, es muy habitual que esa primera trasmisión prescriba.

Herencias y plusvalía municipal

Tras ese primer fallecimiento, si el otro cónyuge fallece tras pasar los 4 años y los 6 meses del primer fallecimiento, habrá una parte de la plusvalía que si habrá prescrito.

Es importante señalar que sería solo la parte correspondiente que va desde la adquisición de la vivienda al primer fallecimiento. La parte correspondiente a la persona que haya fallecido más tarde habrá que pagarla entera.

No podemos olvidar que en caso de herencias, son los herederos los que pagan la plusvalía municipal.

Si como herederos decidimos vender nuestra vivienda heredada, tendremos que pagar dos plusvalías diferentes.

Por una parte, el 50% correspondiente a la persona que acaba de fallecer desde la adquisición. Por otra, el otro 50% desde el fallecimiento de la primera persona en morir.

Por ejemplo, si un matrimonio en gananciales compra una vivienda en 1965 y el primer cónyuge fallece en 2005 y el segundo en 2018, solo habría prescrito la parte correspondiente al primer cónyuge desde 1965 a 2005.

Sin embargo, como herederos tendremos que pagar por una parte la plusvalía del 50% de 1965 a 2018 y por otra el 50% desde 2005 a 2018.

El error común

El error común que suele ocurrir es pensar que la otra mitad de la plusvalía ha prescrito. No prescribe porque, aunque no se haya hecho adjudicación de herencia, ese 50% pertenece al heredero desde el momento del primer fallecimiento.

Por tanto, los Ayuntamientos solo cobran la plusvalía cuando se hace una trasmisión y desde que se “heredó” la primera mitad hasta la venta no se ha realizado ningún cambio de titularidad.

Al vender la vivienda, habrá que pagar las dos partes de plusvalía, solo prescribiendo esa parte que corresponde al periodo donde vivió el o la propietaria original que falleció primero. La parte que va desde ese fallecimiento a la actualidad, tendrá que ser abonada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Register

Comparar listas