5 claves para ahorrarte dinero en una herencia

10 Ene

ahorrar dinero herencia

En Templo Consulting sabemos que uno de los momentos más habituales en los que se vende una vivienda, es tras recibir una herencia. Sin embargo, el desconocimiento sobre el funcionamiento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, hace que muchas veces cometamos errores de fácil solución. Estos fallos pueden suponernos el pago de grandes cantidades y, por tanto, una menor rentabilidad.

En este post te damos las claves más importantes para que puedas sacarle el máximo partido a las propiedades heredadas, siempre y cuando decidas optar por la venta.

1. Conoce tu legislación autonómica

Aunque en un primer momento el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se regía por la legislación estatal, en la actualidad esto solo se produce en los casos en el que el fallecido tenga su residencia fiscal en el extranjero. Según la comunidad autónoma en la que nos encontremos, podremos tener condiciones muy diferentes.

En la actualidad, las comunidades autónomas donde la tributación es más reducida o casi inexistente son Canarias, País Vasco, Navarra, Madrid y la Comunidad Valenciana (en este último caso, solo si tanto el fallecido como los herederos residen en la misma). Por el contrario, en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Aragón, Asturias y Galicia la tributación es bastante superior.

2. Lo que importa es la residencia fiscal

Uno de los errores más comunes es pensar que el certificado de empadronamiento determina la legislación que nos concierne. Sin embargo, será la residencia fiscal la que establezca a qué autonomía debemos pagar los impuestos correspondientes. Es decir, la que aparezca en la última declaración de la renta del fallecido. Esto hace que si, por ejemplo, la persona acaba sus últimos días en una residencia de ancianos en otra comunidad, pueda cambiar la dirección a la misma si la situación allí es más ventajosa. Eso sí, se deberá demostrar que ha vivido más de la mitad de los últimos cinco años en esa localización.

Hay que tener en cuenta que, si vivimos en otra comunidad y somos herederos, la legislación de nuestra comunidad no nos afectará en absoluto. Por ejemplo, si vivimos en Madrid y recibimos una vivienda de nuestros padres, que tienen su residencia fiscal en Andalucía, será la legislación andaluza la que nos afecte, independientemente de nuestra ubicación y de la localización del inmueble.

3. Pon la valoración a precio real de mercado

Cuando heredamos, hay que otorgar un valor a la vivienda. Una vez determinado el precio de adquisición de la masa patrimonial, sobre el mismo se realizarán el pago de impuestos correspondiente. Muchas personas tienden a reducir el precio de adquisición en la medida de la posible porque de esta manera pagan menos al recibir la herencia. Sin embargo, aunque pueda parecer una buena idea, no lo es si se trata de una herencia en primera línea de consanguinidad.

La razón es muy simple: cuando vendamos la vivienda tendremos que tributar por la diferencia entre el valor de adquisición más gastos y el valor de venta menos gastos. Cuánto mayor sea esta diferencia, más nos tocará tributar. Hay que tener en cuenta que esta tributación se realiza según la legislación estatal con una cuantía que dependerá del tramo en el que nos situemos.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que en la mayor parte de comunidades autónomas, los impuestos que se pagan por la adquisición de la herencia son muy inferiores al pago que hay hacer por la venta. De hecho, si la venta se realiza en pérdidas, es decir, a un precio inferior a la valoración, no se pagará ningún impuesto por la misma, pudiéndose compensar con otras ganancias patrimoniales en el mismo ejercicio fiscal.

Este punto anterior no es válido para todo el mundo. En el caso de que recibas una herencia de otro familiar, hay que tener en cuenta que sí que tendrás que pagar los impuestos estatales correspondientes, sin las exenciones y bonificaciones de las que te puedes beneficiar por ser descendiente directo. Por ello, en este caso si que te puede resultar rentable adquirirla por un precio inferior de mercado.

4. Descubre las diferencias entre vivir en la UE o en el extranjero

En la actualidad, si los herederos residen en el extranjero la situación se divide entre los comunitarios y los extracomunitarios. Tras la sentencia del Tribunal de Superior de Justicia de la Unión Europea del 3/9/2014, todos aquellos residentes en la UE que reciban una herencia podrán pagar como cualquier otro residente nacional. Esto es importante porque hasta ahora seguían la legislación estatal que establece un pago progresivo entre el 7,65% y el 34%, mientras que en comunidades como Baleares o Madrid el pago es del 1%.

Por el contrario, si tenemos nuestra residencia fiscal en un país fuera de la Unión Europea, no nos quedará más remedio que, de momento, pagar el impuesto estatal. Para una base imponible de 500.000€ en Baleares, por ejemplo, esto supone que si un heredero vive dentro de la Unión Europea pagará solo 5.000€ (1%) mientras que si se encuentra fuera tendrá que pagar 106.000€ (21%), una diferencia más que notable.

5. Solicita las exenciones municipales de pago de la plusvalía municipal

Por último, es muy importante tener en cuenta las exenciones y bonificaciones municipales de pago de la plusvalía municipal. Este impuesto grava el incremento de valor del terreno desde el momento de la compra hasta su venta, durante un periodo de 20 años. De forma histórica, este impuesto siempre salía a pagar porque se calculaba multiplicando el valor catastral del suelo del año de la última transmisión por un porcentaje de incremento que aparece en la normativa municipal según los años que hayan pasado.

Sin embargo, tras una sentencia del Tribunal Constitucional, no hay que pagar este impuesto si no ha habido un incremento de valor de venta desde la adquisición del inmueble. De hecho, según la normativa de cada ayuntamiento, es posible que en determinados casos no haya que realizar el pago aun cuando el valor pueda haber subido. En Madrid capital, por ejemplo, hay grandes bonificaciones si es la vivienda habitual del fallecido que pasa de padres a hijos.

EXTRA: Consigue asesoramiento gratuito

Lo primero que hace mucha gente al recibir una herencia es buscarse un abogado. Sin embargo, poca gente sabe que puede tener asesoramiento sin ningún tipo de coste. Si se acude a cualquier notaría, el notario, como funcionario del Estado, está obligado a ofrecer asesoramiento totalmente gratuito.

Recuerda que en Templo Consulting puedes vender tu vivienda sin comisiones, con una tarifa plana de solo 1950€. Infórmate aquí.

Deja un comentario

Templo Consulting

Login

Register

Comparar listas